El coronavirus y los gatos

Siempre basándonos en la evidencia científica disponible hasta el momento, en este artículo de Patitasalrescate, vamos a explicar si los gatos pueden tener coronavirus o no, así como si lo transmiten a las personas.

¿Qué es la COVID-19?

Antes de determinar si los gatos pueden tener coronavirus, vamos a exponer, brevemente, algunos conceptos básicos alrededor de este nuevo virus. Se trata de un virus perteneciente a una familia bastante conocida de estos patógenos, los coronavirus, virus capaces de afectar a distintas especies, como los cerdos, los gatos, los perros o, también, los humanos.

La COVID-19 y los gatos - Casos de contagio

En este contexto, en los últimos días ha ido cobrando importancia el papel de los felinos y se ha puesto en cuestión si los gatos pueden tener coronavirus. El primer caso fue el de un gato en Bélgica, que no solo había dado positivo al nuevo coronavirus en heces, sino que, además, sufría síntomas respiratorios y digestivos. Pero lo cierto es que en el gato belga, ya recuperado, no se ha determinado que sus síntomas se debiesen al coronavirus y, en ambos casos, el virus procedía de los cuidadores humanos de los animales. Teniendo en cuenta las millones de personas del mundo potencialmente positivas al coronavirus que viven en contacto con felinos y el número mínimo de casos reportados a día de hoy en esta especie, podemos decir que la presencia de la COVID-19 en ellos es anecdótica.

¿Los gatos pueden contagiar la COVID-19 a las personas? - Estudios realizados

Aunque el nuevo coronavirus lleva muy poco tiempo identificado, han surgido numerosos estudios científicos que pretenden ampliar el conocimiento sobre él. Entre ellos, se ha buscado responder a la pregunta de si los gatos pueden tener coronavirus. En él se ha llegado a la conclusión de que los gatos pueden contraer el virus, este consigue replicarse en su organismo, originando algunos síntomas respiratorio de carácter leve. Además, estos gatos podrían infectar a otros congéneres sanos.

Los gatos participantes fueron expuestos a dosis elevadisimas del virus, lo que en ningún caso ocurriría en un ambiente natural. Así, del análisis serológico de 102 gatos realizado por Zhang y colaboradores se deriva que solo 15 fueron positivos, pero tan solo tres presentaban alguna reacción inmunológica. Otros estudios todavía no traducidos del chino han buscado el nuevo coronavirus en gatos, perros, hurones, zorros y mapaches con síntomas respiratorios o muertes inexplicables. Por todo ello, todas las organizaciones implicadas en la salud pública humana y en la sanidad veterinaria concluyen que, atendiendo a los datos recopilados hasta el momento, los gatos no tienen ninguna relevancia en la COVID-19.

Aún así, se recomienda que las personas positivas al coronavirus dejen sus gatos al cuidado de familiares o amigos o, de no ser posible, mantengan las pautas de higiene recomendadas.

El coronavirus felino, diferente al COVID-19

Sí es cierto que los gatos pueden tener coronavirus, pero de otros tipos. Desde hace décadas, se conoce que un tipo de coronavirus, muy extendido en gatos, causa sintomatología a nivel digestivo, que no suele revestir gravedad. En cualquier caso, ninguno de estos coronavirus felinos tiene relación con la COVID-19. Si deseas leer más artículos parecidos a El coronavirus y los gatos - Lo que sabemos de la COVID-19, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades víricas.